jueves, 23 de marzo de 2017

Imposible es una opinión

y si no que se lo pregunten a Maria, una abuelita austríaca con la que nos encontramos este sábado en Tafarmaig, Alicante.

86 años, 60 en la vertical.

No diré que flotase sobre los sextos y séptimos de la pared. Se limitaba a subir tirando de cintas y alargos que su guía, otro austríaco que hubiera podido ser su nieto, emplazó estratégicamente en los primeros metros desplomados.

Progresaba tranquila y ordenada en artificial, con una obstinación que solo he visto en mi sobrina pequeña y en su madre (mi hermana mayor, de tal palo...), demostrando que lo imposible no existe, que todo (o casi) está en nuestras manos, en nuestra cabeza.

Después de vencer a Mujer Lamprea, una vía de 4 largos exigentes y soberbios (6c+, 6b , 6c y 6c+), se enfrentó a una segunda ruta en un alarde de energía.

imagen de Senderos de Roca:
 http://www.senderosdealicante.com/delaroca/localizaciones/barrancdelarc.html

Se bajó exhausta tras el primer 7a, un largo desplomado que horas antes me había tumbado.
Feliz.
Disponía de 7 días y no pensaba perdonar ni uno solo sin escalar.

Se negó a comer.
Compartimos una simple cerveza en el refugio aduciendo que "una" vía no bastaba para premiarse con la comida.

Nos contagió su ansia de vivir.
Mi más devota admiración.


El deporte está lleno de ejemplos,
desde el Barça de la remuntada, con ese 1% de posibilidades y 99% de fe,
pasando por los BTRs
hasta Carlos Soria, otro animal sobrenatural que no deja de impresionarme.


Algunos se empeñan en demostrar que Imposible es un estado de ánimo que puede cambiarse con esfuerzo.


Como el tesón mostrado por Mija, Mampel y Luichy: Encontraron una -imposible!- clásica  en Penyagolosa, Bellavista , tras un arduo trabajo de limpieza.
Clásica, mantenido y exigente en 6a  con un largo ( 6b ) memorable.

Links de la vía en:
http://luichy-lanochedelloro2.blogspot.com.es/2014/11/penyagolosa-bellavista.html
http://escaladasenpenyagolosa.blogspot.com.es/2015/01/18-bellavista-6b.html
https://suenosderoca.wordpress.com/2015/04/01/bella-vista-al-penyagolosa-6b200-m/

Enhorabuena

martes, 21 de febrero de 2017

Sin esperanza


Hay paredes que impresionan
hay muros que obsesionan
hay largos que nos agotan

Peña de Sin  lo contiene todo:  tufas, escombreras, formas imposibles, jardines herbosos, desplomes rojizos, placas azules, fisuras inmaculadas o el velcro más agresivo que puedas imaginar.
Y abismos que acongojan.
Una verticalidad asombrosa, continua y extenuante.

Este sábado cambiamos el hielo por la roca.
Frente a una Fuenfría negra de chorretones de agua, Sin resplandecía con el sol de febrero.
Peña Artíes (Sin) conjuga un abanico de contrastes: aproximar entre la nieve para escalar en manga corta, abrigarte con el "plumas" cuando el sol se oculta, gatos de precisión para los largos de libre exigente, gatos holgados para ese tramo de artifo que nos permitirá enlazar dos tramos imposibles sin abusar del taladro.


También aquí soñé con una clásica. Vana esperanza... la realidad se manifestó contundente tras el inicio del tercer largo. Roca perfecta destacada por la fina luz de invierno, dolorosamente abrasiva, del azul al naranja en un solo movimiento de escalada.
Séptimo contundente, sin concesión, sin reposo, sin ambigüedad, a salvo de cualquier decotador de tierra llana.

Y por eso, brutal, precioso, despiadado.

Abjuro del artifo pero lo necesito
lo desprecio y lo amo, simultáneamente.
Cuando nuestra energía se agota siempre me queda este recurso. Abandono por arriba

Hubo un tiempo en que todos - jóvenes y viejos - practicaban esta disciplina. Ya no.
Los jóvenes van en libre.

En nuestro tercer asalto contamos con Íker para calibrar la dificultad de esos primeros largos y para seguir empujando nuestro proyecto hacia la cima.

Íker aporta su energía inacabable, técnica pulida en las placas de Etxauri y la fuerza de su juventud.
La aparente facilidad con que devora los largos puede llegar a molestar, sobretodo cuando llega mi turno y constato que esa fluidez con que resolvió el puzzle está más allá de mi capacidad.




Queda poco.

lunes, 23 de enero de 2017

Juegos de Litera. Peña Montañesa

Montañesa encara conserva un bon grapat de possibilitats.



Vam començar la via amb l'Ester fa un parell d'anys, i com d'altres projectes que no t'acaben de convèncer, la deixaríem aparcada fins que una conjunció adequada de factors ens hi dugueren a la tardor en companyia del Tamarite.

Rectificats els dos primers llargs, encara faltava humanitzar el grau del tercer.
A base de repeticions i rectificacions trobaríem la solució, un xic rebuscada, per domesticar una tirada d'apariència numantina.
obrint el tercer llarg

surlombbbb al diedre de la quarta tirada

La resta, gaudir, xalar i jugar fins arribar al cinquè llarg, un altra jeroglífic sorprenent.

fresca al darrer llarg difícil


i ambient

Atenció a la llastra del tercer llarg, molt perillosa, que no hem pogut tirar.
Amb un que temptés la sort ja n'hi ha prou. Preferible fer A0 que posar-se-la per barret. Si cau ets mort esclafat o despenyat pel trencament de cordes.

l'Ester engaltant el segon llarg

Via ràpida sobre roca en general excepcional com ens acostuma a regalar Montañesa Sud, tret del llastrot comentat i d'alguns blocs al quart llarg.
Solet des de les 10 i mitja a l'hiver. No matineu perquè la zona mitja queda a l'ombra fins les dues.
O matineu a l'estiu, aprofitant-ne l'orientació.

Del material aconsellat a la topo en podeu eliminar la duplicitat de friends i el "papà camalot" si aneu folgats en setè. Per cordades justes o escaladors porucs (com jo), full rack.

Escalada predominantment sobre placa sostinguda i obligada al voltant del 6c. Amb ganxo un xic menys.
Dos passets de bloc disparen el grau més enllà del setè.
Llàstima... De poc trobem "la clàssica"

jueves, 19 de enero de 2017

Esos americanos locos


Verano del 94

Hace ya 20 años que descubrí Chamonix.

Me desvirgaron en el Frendo
Poco faltó para enlazar bautizo con entierro
De no haber mediado la sensatez de Ramón, que nos obligó a encordar alertado por mi titubeante progreso sobre las heladas pendientes en la arista somital. Salvó mi dignidad, mi integridad y, probablemente la salud de la cordada completa.

El vivac -previsto por supuesto...-  consistió en comer poco, hablar mucho y dormir mal.

Tres temas recurrentes dominaron la conversación:
           mujeres, cerveza, y vías soñadas.

Poco podía pensar que veinte años más tarde recorrería una de las rutas por las que suspiramos en compañía de su hijo Nil, quien aun no había nacido.
Esa ruta era  La Americana de l'Aguille de Fou


julio 2016

La Americana solo debería abordarse cuando la canal de entrada dispone de nieve y la iso-cero permanece moderada estabilizando las piedras y el hielo que protegen sus flancos.
El primer domingo de julio del 2016 los astros se alinearon, y sólo nuestra falta de aclimatación aminora las posibilidades de éxito.

Bernat y Nil subirán el mismo domingo (a pie !!!) desde Cham, escalarán una ruta en el Envers, y dormirán en el refu. Nosotros llegaríamos a la tarde ahorrando dos horas de ardua caminata con el Tren de Montenvers. El mismo domingo nos acercábamos a reconocer la base para comprobar las condiciones de la canal de acceso.

Los 350 mts de granito vertical de l'Aguille de Fou se dibujan en el centro, 
dominando 300 mts de canal de nieve, 

Despertar a las 4 y media, desayuno y salida a las 5.15 am.
Siete horas más tarde entendería la recomendación de los guardianes del refu aconsejando salir a la 1 de la madrugada. Pasaba de las once cuando alcanzábamos la R0 después de franquear la rimaya, alternar varios cambios de pie de gato con botas y crampones, y aligerar nuestros socorridos estómagos


11.30 am. Empieza el baile.

Grado Chamoniardo particularmente ajustado.
Ester y yo en estilo tradicional: los estribos delatan nuestro respeto para con las vías míticas. Mientras, los niños encadenan el 7a/b, y corren por los sextos. Sólo desde la inocencia puede alguien atreverse a denostar a los clásicos forzando sus artificiales.

Bernat y Nil forzando el 7b/c, casi casi

los malos (y viejos) tiramos de estribo...

en un sexto que resistió el empuje de la juventud

la oscuridad nos abrazará durante un descenso interminable



Los guardianes del refu estaban equivocados: no hacía falta madrugar.
Nuestras fuerzas se agotan antes de que muera el día.

Nil y Bernat alcanzan un nevero cimero que barra los últimos 20 metros tumbados de la aguja. Ese mismo exceso de nieve que nos ha "ayudado" en la canal, les impide la foto somital.
Nosotros nos quedamos a tres largos, agotados de tanto sexto cabrón, físico, exigente y a la vez magnífico. La falta de aclimatación se nota, y el empacho de fisuras nos pasa factura.

Les esperaremos para rapelar juntos en un diedro protegido del viento y las piedras.

A las 23.30 alcanzamos al refugio. Cena preparada y unas birras obsequio de los guardas para los primeros pretendientes a la Americana de la temporada.

Mañana pasa un frente activo y no madrugamos lo suficiente para escalar una ruta corta. Ni fuerzas ni ganas nos acompañan. Bajaremos a Cham.
Disponemos de 10 días de vacaciones que amortizar.


A los pocos días regresamos a la Mer de Glace.




Gran Capucin, esta vez dispuestos a probar L'Echo des Alpages, probablemente la mejor ruta de este obelisco totémico, incluso más que la popular Voyage selon Gulliver.


No nos defraudará. En combinación con los tres primeros largos de Elixir d'Astaroth resulta un itinerario homogéneo, soberbio y mantenido en sexto alto, con tres zonas puntuales de séptimo que se nos resistirán, aquí ya sin la excusa de la aclimatación.







Recomendar otra ruta más sencilla pero igualmente soberbia, y bien próxima al Capucin, la combinación de  Bonatti - Tabou a la Chandelle du Tacul

Tres fotografías ponen perspectiva a estas agujas gigantes
espolón en el centro de la foto


Zoom a la Chandele

Arnau (alias Aragorn) en la cima de la Chandele asegurando a Juani


Saciamos así nuestra dosis de granito chamoniardo, y optamos por por los placeres del calcáreo.


Croix de Fer.

En los confines de un valle destrozado por nidos de cemento y el acero de los remontes, todavía se conservan algunos parajes encantadores a condición de caminar hora y media. 



en la bella  Albatros 


Tete d'Aval.

Otra clásica ineludible, la Ranxerox
con Arnau y Juani,


que no terminaremos por la tormenta que se avecina,
escapando a rápeles de la última parte de la vía.




Ceusse.

Y cuando el tiempo no acompaña, qué fácil es sucumbir a los cantos de sirena de la deportiva...

Un lugar tan fanático como SiuDrama, como Rodellar, con temperaturas que obligan a usar el plumas cuando la sombra alcanza el pie de via, hacia las 14h del mediodía.
Un PARAíSO en verano.


Si escaláis en las zonas más nuevas el grado está... hasta suave, y las presas todavía muerden y arañan

lunes, 9 de enero de 2017

Pensamientos yermos

Hay días en que el tiempo del blog parece 
AGOTADO

Demasiado esfuerzo compitiendo con el trabajo

Proliferan otros medios
...
inmediatos
visibles
económicos




Es LUNES y ANHELO el fin de semana,
cuando el invierno llega (para mí) a las montañas

 tiempo feliz
dicen

Líneas majestuosas
demasiado bellas para resistirnos a su tentación

esquizofrénicamente absurdas


Y sin embargo añoro el sol de primavera




jueves, 10 de noviembre de 2016

Un tast amb regust de l'Ebre.


Cada cop arrelem més endins lo nostre sud.

L'escalada és filla de la composició mineral del territori, dels aromes de la pedra i del caràcter de la seva gent.

Aviat, ben aviat, els amics de l'Ebre mos organitzaran una trobada per tastar les darreres novetats que s'enfil.len per paratges insòlits, desconeguts a la majoria.

via Sebastià Colomé, el "must" equipat (7a, 6c+, 6c+, 6c+, 6c+)


Poques coses tant satisfactòries com explorar raconets nous.

La perseverància i l'entussiasme tenen premi: encetar línies. El procés de creació, sempre lent, n'assegura un disseny adequat.


Aquí en va un primer tast del Montsià al Baix Ebre.


Un ventall extens de petites grans vies diferents
en graus i estils, tan ampli com la diversitat dels aperturistes.




Ara, quan els dia s'escurça i el sol s'apaivaga trobareu les millors condicions per gaudir-les


som quatre, a esguard  d'àguila

pedra dels Ports 

agulles dels Pors

Que xaleu com ho hem fet nantros,
i un record pels amics que ens van ensenyar Lu Port.